Google I/O 2019

 

Google regresa estos días al Shoreline Auditorium de Mountain View para celebrar su conferencia anual de desarrolladores, Google IO, uno de los encuentros más importantes del año en el mundo de la tecnología. Es una cita muy técnica, enfocada sobre todo a programadores e ingenieros, pero en el discurso inaugural, Google suele anunciar nuevos productos y servicios. Este año no ha sido una excepción y esto es lo más importante del primer día del evento.

  • Nuevo enfoque en privacidad. Con diferencia la palabra más repetida del discurso de Sundar Pichai y varios de los ejecutivos que le acompañaron en el escenario. Sus servicios son cada vez más avanzados pero necesitan de los datos personales del usuario para demostrar su potencial, así que Google está tratando de subrayar el hecho de que sí, recolecta enormes cantidades de información de sus usuarios, pero ofrece opciones para controlar este proceso. Como novedad, Google va a implantar un sistema de ajustes más sencillo y directo, que permitirá ajustar los niveles de privacidad de los distintos servicios simplemente pulsando en la foto de perfil del usuario en cada uno de ellos.

  • Assistant será mucho más rápido. En la segunda mitad del año el asistente digital de Google responderá al usuario mucho más rápido porque Google ha conseguido comprimir el motor de reconocimiento e interpretación de los comandos en un tamaño que puede ser manejado con facilidad por muchos teléfonos móviles. Esto hará que en ocasiones sea más rápido pedir al teléfono que haga algo en vez de buscar la opción correspondiente en pantalla y servirá también para reforzar la idea de privacidad, porque no hace falta mandar los comandos de voz a un servidor externo para ser analizados.

  • Búsquedas más interactivas. Los resultados de búsqueda permitirán suscribirse a podcasts directamente o ver objetos tridimensionales en entornos de realidad aumentada tan sólo pulsando un enlace, una idea que puede tener muy buenas aplicaciones en servicios de comercio electrónico.

  • Mapas de incógnito. La aplicación Google Maps permitirá activar un “modo incógnito” que para la recolección de datos y desde hoy puede mostrar direcciones con realidad aumentada, una función que se mostró por primera vez el pasado año.

  • Google Lens. La utilidad que permite a la cámara ofrecer información contextual analizando una imagen gana varias nuevas funciones. La mejor, con diferencia, es que señalará los platos más populares de un restaurante (y sus fotos) cuando se apunte al menú físico. La empresa también ha añadido traducción instantánea y lectura en voz alta de textos escritos en sus móviles de gama baja, una opción de accesibilidad que puede tener un impacto positivo.

  • Android Q. Ya conocíamos algunos detalles de la décima versión de Android pero Google IO ha servido para ahondar en las nuevas funciones del sistema operativo. Entre las novedades que llegarán en otoño figuran un mejor soporte de teléfonos con pantalla flexible, mejor soporte para gestos, la posibilidad de transcribir vídeos en tiempo real y mejor control de acceso a localización y otros datos personales. Google también ha afirmado que ya hay más de 2.500 millones de dispositivos Android activos y que el 10% de los usuarios de Android han actualizado a la última versión. Android Q está disponible en versión beta para más de 21 dispositivos.

  • Duplex for the web. La demo más comentada del Google Io del pasado año fue Duplex, un sistema de inteligencia artificial capaz de conversar como un humano y diseñado para realizar reservas en restaurantes y comercios en nombre del usuario. Ahora Google ha presentado una versión adaptada a la web. Duplex for the web puede realizar procesos complejos, como la reserva de un coche de alquiler de forma completamente autónoma si tiene acceso a los datos del usuario, como la fechas de su próximo viaje. Es capaz incluso de seleccionar un coche en base a las preferencias mostradas en pasadas reservas.

  • Nest Hub Max. Una nueva pantalla inteligente de Google para el hogar. Similar al Nest Hub de 6 pulgadas (que se empezará a vender en España en verano) pero con una pantalla más grande (10 pulgadas), y una cámara integrada con la que realizar videollamadas y que es capaz de encuadrar automáticamente a un usuario en movimiento como Portal, la competencia de Facebook. La cámara podrá reconocer distintos usuarios y gestos y tiene un botón físico apra desconectar tanto la captura de vídeo como el micrófono. Costará 229 dólares.

  • Pixel 3a. No se puede decir que haya sido una sorpresa porque llevamos varios meses de rumores pero Google por fin ha anunciado su Pixel barato. Prestaciones parecidas a las del Pixel 3 pero a mitad de precio. ¿Qué pierde? Utiliza un procesador más lento, peor tecnología de pantalla, un cuerpo de plástico y una cámara que es un poco peor, aunque sigue siendo bastante buena y tiene todas las funciones de desenfoque y fotografía nocturna de la versión más cara. Pixel 3a tiene también menos resistencia al agua y no puede cargarse de forma inalámbrica pero incluye conector tradicional de auriculares.

Aquí el vídeo completo del discurso inaugural: