La ira de China se desata en el caso del arresto de su CFO

 

Este es el tipo de historia que en el mundo de la tecnología se cocina a fuego lento pero que al mismo tiempo da titulares espectaculares. El sueño de cualquier publicación. Esta semana Canadá apresó a la responsable financiera de Huawei (CFO), a petición de EE.UU. por considerar que la empresa está violando el embargo comercial a Irán.

Parece un capítulo más en el deterioro progresivo de las relaciones entre EE.UU. y China, que afecta a especialmente a empresas como Huawei y ZTE, tanto por la política comercial de Donald Trump como por las advertencias de los servicios de inteligencia de EE.UU. que desde hace tiempo (incluso antes de la llegada de Trump a la presidencia) desconfían de los productos de estas marcas por considerar que tienen puertas traseras a través de las cuales China podría realizar operaciones de espionaje o sabotaje.

China ha reaccionado, por supuesto, ejerciendo presión sobre Canadá. En Bloomberg:

En su primera respuesta desde el arresto de Meng Wangzhou el 1 de diciembre, el viceministro chino de Relaciones Exteriores, Le Yucheng, ha convocado al embajador de Canadá en China, John McCallum, para instar a la liberación inmediata de la jefa de finanzas de Huawei, dijo el sábado el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado.

Le Yucheng indicó a McCallum que el arresto fue una grave violación de los legítimos derechos e intereses de los ciudadanos chinos. La medida ignoró la ley vigente y Canadá será responsable si Meng no es liberada de inmediato, dijo en la declaración.

Es muy probable que la semana que viene este conflicto escale y tenga una respuesta más severa por parte de China.