Kevin Systrom y Mike Krieger, fundadores de Instagram, abandonan la plataforma

 

Mike Isaac en el New York Times:

Las salidas plantean dudas sobre el futuro de Instagram en un momento en que Facebook enfrenta la mayor serie constante de crisis de sus 14 años de historia. Durante gran parte de los últimos dos años, los críticos han acusado a Facebook de ser descuidada con los datos de los usuarios y no prevenir la interferencia extranjera en su red de más de dos mil millones de personas. Estos problemas comenzaron a afectar el negocio de Facebook, y la compañía dijo en julio que el crecimiento en las ventas de publicidad digital y en el número de sus usuarios había disminuido.

No suele ser buena señal que los fundadores de una app decidan salir y ceder el control de su creación. Jan Koum, fundador de Whatsapp, hizo lo mismo en abril. Instagram ha evolucionado ya hacia algo muy diferente de lo que era en un primer momento (una red para compartir fotografías) pero siempre bajo la mirada de Systrom y Krieger. Con una Facebook algo desesperada al mando, preocupa lo que pueda pasar con ella.