Más dura será la caída

 

Tras la presentación de los resultados financieros del segundo trimestre de 2018 la acción de Facebook se ha desplomado en la bolsa americana. La compañía ha sufrido la mayor caída en capitalización bursátil en la historia, perdiendo de golpe cerca de 120.000 millones de dólares en valor, (aproximadamente un 20% menos de lo que valían el día anterior). ¿Qué ha pasado?

Nada excesivamente grave, a simple vista, pero sí varios elementos que hacen sospechar que vienen tiempos más difíciles para la compañía.

  1. Facebook ya no crece como antes. Ha perdido usuarios en Europa y está estancada en EE.UU. En Asia empiezan a agotarse las opciones de crecimiento también, salvo que Facebook decida entrar en China, por ahora un terreno vetado. Ha crecido en total un 1.54% frente al 3.14% que creció en el mismo periodo del año pasado.
  2. Sigue creciendo en ingresos y beneficios. En ingresos, por ejemplo, la compañía sumó un 42% al comparar con el mismo periodo de 2017. Esto en principio parecen buenas noticias, pero el responsable financiero de la empresa, David Wehner, ha admitido que este ritmo va a empezar a frenarse en los próximos trimestres.
  3. Hay incertidumbre sobre el efecto de leyes como la GDPR europea y otras legislaciones similares que se empiezan a debatir en ciertos estados de EE.UU. La GDPR sólo ha estado vigente durante el último mes del trimestre reportado.
  4. El futuro son las Stories, que funcionan muy bien en Instagram y Whatsapp, pero no tanto en Facebook. La empresa quiere ahora desarrollarlas más porque conseguirán aumentar el tiempo que pasan los usuarios en las aplicaciones. Si no va a seguir creciendo en número de usuarios, la única alternativa que le queda a Facebook es sacar más dinero de los que ya tiene registrados.

En fin, que todo puede resumirse en que para Facebook, los años de crecimiento fácil en usuarios e ingresos han terminado.

Foto de Kev Costello / Unsplash