Una T de 871,42 dólares

 

Sobre lo que decía ayer de los problemas de Apple en diseño y fiabilidad, un tweet de Dustin Curtis como apunte:

El problema no pasa solo por rediseñar el teclado de los Macbook Pro. Apple tiene que entender también que un teclado en el que reparar una tecla, por la razón que sea, cuesta 871,42 dólares, es un pésimo teclado. Lo es aunque el motivo de la reparación sea culpa del usuario, que en este caso no lo ha sido.