Zuckerberg vs. US

 

Mark Zuckerberg se ha sentado frente al Congreso y el Senado de los EE.UU. esta semana en dos sesiones maratonianas de preguntas que han resultado, en su mayoría, aburridas y predecibles.

Día 1

Con diferencia el careo menos interesante. Los senadores demostraron claramente que no entienden ni les preocupa las complejidades del modelo económico de Facebook y el papel que cumple de cara a los usuarios y anunciantes.

Las dos ideas que merece la pena destacar:

  1. Algunos senadores empiezan a considerar a Facebook como un monopolio, o algo parecido a un monopolio (Zuckerberg obviamente dice que no lo es).
  2. Zuckerberg podría estar dispuesto a estudiar una versión de pago de Facebook, aunque manteniendo siempre acceso gratuito como alternativa. Es poco probable que suceda. Ningún usuario de la red social está dispuesto a pagar lo que vale para la empresa.

Día 2

Una sesión mucho más animada y más dura también para Zuckerberg por el tono y enfoque de las preguntas. En este caso Zuckerberg contestó las preguntas del comité de Energía y Comercio.

Lo interesante de la jornada:

  1. El anuncio de que Facebook va a implementar los controles que exige la nueva ley europea de protección de datos GDPR a nivel global, no sólo en Europa.
  2. Zuckerberg reconoció que sus datos personales se habrían sido filtrados también a Cambridge Analytica.
  3. El Congreso quiere que Facebook tome acciones concretas sobre la venta de medicamentos -en concreto opiáceos- dentro de la red social.
  4. Los republicanos trataron de presionar a Zuckerberg para que explicase la cancelación de las cuentas de dos videobloggers afines a Trump, Lynnette “Diamond” Hardaway y Rochelle “Silk” Richardson, cuyos videos fueron retirados de la plataforma por ser considerados “poco seguros para la comunidad”.
  5. El congreso quiere que Facebook establezca mayores medidas de control de privacidad para menores y que rebaje el tiempo que tarda en informar al público cuando se produce un problema de seguridad o robo de datos.

Tal vez lo más interesante fue la lectura de la congresista demócrata Jan Schakowsky de todas las disculpas públicas que Zuckerberg ha realizado a lo largo de los años con cada pifia en torno a la seguridad y privacidad.

El detalle que a nadie se le escapa

En los últimos años Facebook ha donado 641.685 dólares a los congresistas y senadores que han formulado las preguntas estos días y Facebook será una herramienta crucial en las campañas electorales de las próximas elecciones del mes de noviembre. Los estadounidenses elegirán a sus 435 congresistas y a 34 de los 100 senadores.