Onda de choque acústica gigante en la ionosfera tras el lanzamiento del satélite FORMOSAT‐5

 

Artículo de Space Weather sobre un fenómeno inesperado detectado en la ionosfera tras el lanzamiento del satélite FORMOSAT-5 por parte de SpaceX:

El lanzamiento del cohete generó una gigantesca onda de choque circular en la ionosfera que cubrió una área cuatro veces mayor que el estado de California. Seguidamente se produjo un agujero ionosférico debido a las reacciones químicas rápidas de las toberas de los cohetes y el plasma ionosférico. Este agujero ionosférico fue la causa de errores de rango de aproximadamente 1 m en los sistema de navegación GPS.

No es la primera vez que se observa este fenómeno pero debido a la órbita de inserción del satélite este cohete siguió una trayectoria mucho más vertical que otros lanzamientos y causó un agujero mucho mayor del esperado, suficiente para afectar a la señal de GPS.