Nintendo Labo

 

Juguetes de cartón que cobran vida gracias a la consola Switch de Nintendo.

Es una idea genial, mucho mejor que vender accesorios de plástico. Y algunos de los kits (que se empiezan a vender esta primavera por un precio que rondará los 60/80 euros) son realmente preciosos.

Tres medios españoles han podido probarlos, entre ellos El Mundo. Mi compañero Bruno Toledano escribe sus primeras impresiones en este artículo. Me encanta la idea del piano de cartón:

Pese a lo primitivo que suena esto de hacerse juguetes con cartón, hay una tecnología detrás muy, muy avanzada. El Joy-Con derecho de Nintendo Switch cuenta con una cámara de infrarrojos y, colocado en la parte trasera de la pequeña estructura del piano, puede reconocer qué tecla se pulsa al reconocer una cinta adhesiva reflectante. Si pulsas una tecla, la parte trasera de esta se eleva y deja ver dicha cinta, que el mando reconoce y, hecho eso, manda la información a la consola, que reproduce la nota. Todo en milisegundos, sin retardo alguno.

Cuánto talento hay en esta compañía...