La economía de Alexa

 

Recién salida de la caja, Alexa no sabe hacer muchas cosas. Para transformar el altavoz inteligente Echo en un dispositivo realmente útil hay que instalar habilidades o "skills", que vienen a ser el equivalente de las "apps" en telefonía móvil.

Amazon tiene ya una tienda con un catálogo de más de 25.000 "skills" pero la economía no es exactamente igual a la de las tiendas de aplicaciones en móvil. Muy pocos desarrolladores consiguen hacer dinero en ella y muchas de las "skills" son más un hobby que un negocio o generan beneficios de forma indirecta.

Ben Fox Rubin analiza el mercado para CNet en un gran artículo. Un ejemplo de los comentados:

Más allá de un crédito mensual de 100$ que Amazon proporciona para cubrir los costes de su servidor, Johnson no gana dinero con sus "skills", pero no le importa. Está contento volviendo a sus raíces de desarrollador, algo que no consigue hacer en el trabajo, y ha disfrutado de reconocimiento en Accenture (su empresa) por su experiencia desarrollando para Alexa.

Es poco probable que con el tiempo la situación cambie. El modelo en estos altvoces será más parecido al del Apple Watch -que recibe aplicaciones como extensiones de una app móvil normal- que al de la AppStore del propio iPhone.

Foto de Piotr Cichosz / Unsplash