El "foso" de Google Maps

 

Screen-Shot-2017-12-20-at-11.16.33-AM
El cartógrafo Justin O’Beirne, antiguo responsable de la división de mapas de Apple, analiza en un post la distancia (el “foso”, como él lo llama) que separa a Apple Maps de Google Maps cinco años después de su lanzamiento.

Al igual que ocurre con los puntos de interés, Google ha adquirido tal cantidad de datos en tantas áreas, que ahora está combinándolos para crear detalles que Apple no puede replicar.

Apple Maps mejora continuamente, sí, pero Google también, y el nivel de detalle que es capaz de alcanzar Google es ahora increíble.

Este año, muchos edificios pequeños, casas en zonas rurales y estructuras de mantenimiento de parques y jardines se han añadido a la vista de los mapas, con una precisión sorprendente teniendo en cuenta que Google está usando un sistema automatizado de detección de estructuras a partir de foto aérea.

En San Francisco, por ejemplo, las siluetas de los edificios tienen ahora las muescas que crean las ventanas en voladizo típicas de la arquitectura de la ciudad. En la America rural, Google es capaz de señalar incluso la ubicación de las casas remolque y caravanas instaladas de forma semipermanente, o casetas de herramientas en los jardines.

Combinando las siluetas de los edificios extraídos de forma automática por foto aérea con las imágenes de Street View, Google también puede ubicar mejor los diferentes comercios y locales o detectar automáticamente áreas de alta densidad comercial o residencial. Es sorprendente el nivel de sofisticación de la herramienta. Cinco años después la distancia del “foso” no se ha recortado.