2018, el año que definirá la nueva Apple

 

A busy workspace with a MacBook, an iMac, an iPhone and a drawing tablet

Ni el altavoz HomePod, ni los nuevos iPad Pro, ni el sucesor del actual iPhone X, ni siquiera el prometido Mac Pro modular. Si hay que juzgar por las pistas que han aparecido en las últimas semanas, el software será el que marque el ritmo de Apple en el nuevo año.

Los tres puntos para edificar esta suposición:

  • Varios rumores de cambios profundos en la organización actual de iTunes, que pasaría a desintegrarse en sus diferentes componentes (Apple Music, vídeos y Podcast) como apps independientes.

  • El avance que hace hoy Bloomberg del proyecto “Mazapán”, la unificación de UIkit y AppKit (los frameworks de desarrollo de apps para iOS y Mac, respectivamente).

  • Ligado a este nuevo framework común, una tienda de aplicaciones también unificada en la que los desarrolladores podrían vender aplicaciones que funcionasen tanto con dispositivos iOS como con Mac.

Durante años se ha especulado con la forma y la ocasión que Apple elegiría para poner en marcha la unificación de sus dos grandes plataformas. La WWDC de este año podría ser el pistoletazo de salida de este proceso.

Hay algunas ventajas prácticas inmediatas. Twitter y otras apps podrían por fin tener una aplicación de Mac decente, por ejemplo. Muchos desarrolladores que ahora no prestan atención a Mac por ser una plataforma minoritaria podrían lanzar aplicaciones universales, ampliando su público.

Por último, para los que esperan una transición de Intel a procesadores ARM y la llegada de un sistema operativo o herramientas de desarrollo universales, este es un paso necesario.

Aún quedan muchas incógnitas, como las diferentes posibilidades de monetización para apps universales o cómo afectará la nueva tienda al software profesional de Mac, pero es un paso necesario y que transformará tanto al Mac como al iPhone y al iPad.

Foto de Domenico Loia / Unsplash