El peaje de Android

 

Google exige ahora a los fabricantes de teléfonos Android la instalación de 20 aplicaciones, según avanza The Information (Business Insider da más detalles). En 2011, la cifra requerida era de sólo nueve aplicaciones. Hablamos, por supuesto, de teléfonos Android no construidos a partir de la versión AOSP.

Para Google este control es una forma de mantener una experiencia consistente entre diferentes fabricantes pero crea dos problemas:

  1. Tensión con los fabricantes. The Information habla de “crecientes peleas con Samsung”, por ejemplo. Los fabricantes sienten que cada vez hay menos espacio para diferenciarse y con una experiencia uniforme entre terminales el mercado cae en una carrera de precios.
  2. Confusión entre los usuarios. Hoy un teléfono de gama alta puede venir con más de 30 aplicaciones preinstaladas y en muchos casos las aplicaciones duplican funciones. Sony, por ejemplo, quiere su tienda de música, Google también. El usuario se encuentra con varios procesos de alta y registro nada más encender el terminal.