Instagramizados

 
![Media_httpmediatumblr_zejis](http://angeljimenez.files.wordpress.com/2010/12/media_httpmediatumblr_zejis-scaled500.png?w=300&resize=470%2C180)
Techcrunch [recoge hoy](http://techcrunch.com/2010/12/25/flickr-instagram/) en un post de MG Siegler las declaraciones de Kellian Elliot-McCrea (ex-arquitecto de flickr, ahora en Etsy) sobre el fenómeno de [Instagr.am](http://instagr.am/), que ya suma un millón de usuarios.

La mejor forma de definir Instagr.am, creo, es pensar en él como un Twitter exclusivamente basado en imágenes que tiene la gracia de ofrecer casi una docena de filtros artísticos para las instantáneas. Es por ahora un servicio exclusivo para iOS pero eso no le ha impedido subir como la espuma durante los últimos dos meses, impulsando toda una colección de spin-offs e imitadores en todas las plataformas.

Es un idea tan simple y que tiene tanto que ver con el negocio de Flickr que resulta sorprendente que Yahoo! no la explorase primero. Elliot-McCrea, sin embargo, da dos razones interesantes. Las traduzco:

La respuesta fácil, de acuerdo con Elliot-McCrea es el llamado “dilema del inovador”. Si Yahoo! hubiese querido crear un servicio que aprovechase el mapa social de Twitter tendría que haber desechado su propio sistema de login en favor del de Twitter -considerado inseguro hasta hace poco tiempo-. “Los paranoicos de Yahoo! se hubieran negado al instante”

Curioso, teniendo en cuenta de que el login de Flickr es con diferencia una de las características más molestas del servicio, al menos en mi experiencia. Pasé la mayor parte de noviembre tratando de recuperar mi nombre de usuario y contraseña.

Segunda razón, más interesante:

Caímos en la trampa de pensar como una empresa establecida. Perdimos seis meses hablando con Twitter sobre cómo conseguir un trato especial o mayor visibilidad en vez de salir con lo que ya teníamos pensado. Invertimos “años” debatiendo si sería mejor usar una app nativa o apostar por un modelo basado en HTML5.

Lo cual me lleva a pensar que no importa lo grande que seas o el tamaño de la empresa que tienes detrás. En este mercado “think big” a veces funciona peor que “think small” y siempre funciona peor que “think fast”.