Este y Oeste

 

Desde hace cosa de un año hay una creciente rivalidad entre Nueva York y San Francisco en la escena de las start ups. La mayoría de las ideas y proyectos nace en la costa Oeste, entre el Silicon Valley y la ciudad del Golden Gate pero ya no es extraño ver start ups de éxito en esta ciudad.

Ejemplos: Foursquare, Tumblr, Etsy, Foodspotting… todos han nacido entre Manhattan y Brooklyn. Se está formando también una interesante comunidad de emprendedores alrededor de la Universidad de Nueva York (NYU). Cada mes acudo a un encuentro en el que 12 o 13 nuevas compañías exponen rápidamente sus ideas y el nivel es sorprendente. La ventaja de Nueva York es que hay muchas firmas orbitando Wall Street para las que una inversión en una start up casi puede considerarse calderilla.

A grandes rasgos yo tiendo a imaginar la costa Oeste y Este como los dos hemisferios de un cerebro. La costa Oeste es más creativa, relajada e innovadora. En Nueva York, en cambio, las empresas tienden a ser bastante más eficaces, racionales y parece que piensan con más detenimiento sus sistemas de monetización o las diferentes opciones para ser rentables.

**Aquí está también la sede de los principales medios de comunicación y todo el mercado publicitario. **De ahí que Apple, por ejemplo, esté pensando en construir un nuevo espacio de oficinas en Union Square para el departamento de iAd o que Google vaya a invertir 2.000 millones de dólares en comprar el edificio de Chelsea en el que tiene sus oficinas.

No sé si el impulso de NYU y el dinero de esta parte de los EE.UU. será suficiente para desplazar un centro de gravedad que sigue en la otra punta del país. Por ahora está claro que la presencia en las dos costas es la mejor forma de aprovechar todas las ventajas. Muchos de mis amigos y conocidos que se han lanzado a crear una empresa en San Francisco acaban viajando a menudo a NYC para buscar financiación. Funciona también en la dirección opuesta. Foursquare ha anunciado hoy que abre oficina en San Francisco. Hasta ahora trabajaban en las oficinas de Square pero su presencia era casi testimonial. Amplian espacio y buscan ingenieros y programadores en la zona. Y eso que no salen baratos.