El programa de reconocimiento facial del FBI funciona mal y es racista

 • 

Bruno Toledano en El Mundo:

Según parece, el FBI no informa de cuándo registra información de la población para su base de datos, del mismo modo que tampoco hay otros organismos que limiten o vigilen cómo actúa en este ámbito.

Lo más grave, sin embargo, es que el propio FBI no confía plenamente en sus herramientas y reconocen que no saben "la frecuencia con la que el sistema identifica incorrectamente al sujeto equivocado", como expone Diana Maurer, de la Oficina de Contabilidad del Gobierno.

Según el análisis de la herramienta, tiene un índice de falibilidad del 15%. Maurer también apunta que "personas inocentes pueden ser falsamente acusadas, hasta el punto de que investigadores federales pueden aparecer en sus casas o en sus negocios".

Un 15% es patético. Parte del problema es que el FBI sólo puede utilizar fotografías muy concretas, generalmente del sujeto mirando de frente.

Herramientas como el autogenerador de etiquetas de Facebook tienen mucha más fiabilidad porque cuentan con muchas fotos de cada persona, en diferentes expresiones y desde diferentes ángulos.