El hilo transparente que rodea Manhattan

 • 


Llevo nueve años viviendo en Nueva York y jamás había oído hablar del eruv, un hilo transparente de casi 30 kilómetros que rodea los principales barrios de la isla de Manhattan.

Lo he descubierto a través de Mental Floss. Los eruvin (plural de eruv) son hilos que instala la comunidad judía ortodoxa para crear un espacio privado en grandes superficies urbanas.

Todo lo que está en el interior del área delimitada por el cable se puede considerar espacio privado religioso y por tanto se permite socializar y realizar algunas tareas que de otra forma estarían prohibidas durante el sabbath.

Todos los jueves, un rabino conduce alrededor de Manhattan inspeccionando el hilo. Si se ha roto, una cuadrilla de mantenimiento repara el cable el viernes por la mañana para que el rabino pueda certificar la integridad antes de que comience el sábado.

Hay eruvin en las principales ciudades de EE.UU. y en otros muchos países que cuentan con una presencia importante de judíos ortodoxos pero el de Manhattan es el más grande. Mantenerlo cuesta cada año unos 100.000$.